COMPROMISO CON LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD DE LOS PUEBLOS

Las personas y organizaciones que suscribimos esta declaración constatamos que:

  • La monarquía borbónica i el Régimen de 1978, herederos de la dictadura franquista, se han mostrado incapaces de dar respuesta tanto a las demandas, necesidades y derechos sociales de la mayoría, cómo a las reclamaciones de soberanía y libertad de los pueblos que conforman el estado español.
  • Ante su crisis estructural y los amplios sectores sociales que lo cuestionan, el Régimen del 78 tan sólo ha sabido reaccionar emprendiendo una deriva autoritaria, que pone al descubierto su carácter oligárquico y su desprecio hacia pilares de la democracia, como la separación de poderes, la libertad de expresión, o el derecho a una justicia imparcial y equitativa.
  • Las legítimas aspiraciones de soberanía expresadas de manera cívica y pacífica por el pueblo catalán han tenido como únicas respuestas la represión policial, administrativa y judicial, y la promoción desde los resortes de poder económico, político y mediático de un nacionalismo españolista cerril, excluyente y hostil hacia las diversas realidades nacionales presentes en el estado.
  • El conjunto de las fuerzas políticas que han gestionado o aspiran a gestionar el Régimen, y el propio aparato del estado, heredado en parte del franquismo, han dejado meridianamente demostrada su nula voluntad de avanzar ni hacia una resolución democrática de los conflictos nacionales, ni hacia una superación estructural de las carencias en términos sociales y de libertades civiles.

Por todo ello, conscientes de la transcendencia del actual momento político, nos compretemos a exigir como condición irrenunciable a todo acuerdo de investidura, gobernabilidad, o presupuestos, un programa de gobierno que avance hacia la superación de la actual crisis sistémica en términos de democracia, justicia y libertad. Programa  que pasa ineludiblemente por:

  • El reconocimiento y ejercicio del Derecho a la Autodeterminación de Catalunya y de los pueblos del estado que así lo reclamen.
  • La derogación de la reforma laboral impulsada por el PP i del artículo 135 de la Constitución, como paso previo y necesario para el despliegue de políticas reales de justicia social.
  • La derogación de la Ley Mordaza y el fin de la represión contra la libertad de expresión.
  • La immediata liberación de los presos políticos catalanes y el libre retorno de los exiliados, así como la libertad para Tamara y para los jóvenes de Altsasu y la retirada de todas las causas judiciales abiertas contra el soberanismo y el republicanismo.

Abril de 2019